Salón de la Fama

Miembros

Nombre
Deporte
Jesús "Tuzo" Portuguéz Echeverría
Boxeo
1969
Nació en la ciudad de San José el día 12 de noviembre de 1927. Comienza su vida deportiva a los 8 años de edad siendo un niño de escuela. Durante ésta época practicaba con gran capacidad baloncesto, atletismo y fútbol; inclusive, don Ricardo Saprissa lo llama para formar parte de la liga infantíl de su equipo. No obstante, el boxeo fue el deporte que decidió practicar con miras a tener una condición de profesional. 

Con base en mucho esfuerzo, sacrificio y disciplina, logró convertirse en pógil profesional, ganando en varias oportunidades el Campeonato Nacional de Boxeo, debiendo conservar el título en forma permanente por no tener rival capáz de destronarlo. También a nivel centroamericano ganó la condición de indiscutible monarca de la región.

Internacionalmente, tuvo el honor de ser el primer boxeador costarricense en estar presente dentro del ranking mundial, llegando a boxear en cinco ocasiones en el Madison Square Garden de New York y estelarizando combates en ciudades como Chicago, Cleveland y Detroit. El hecho excepcional de haber llegado hasta el Madison Square Garden, lo convierten en uno de los deportistas y embajadores del deporte más brillantes que ha tenido Costa Rica en toda su historia; no siendo superado aón por nadie más en el país. 

Como profesional, fue contratado como pógil de primera categoría para pelear aparte de los Estados Unidos, en México, Cuba, Canadá, Suramérica, Europa, donde viajó en 3 oportunidades y Asia.

Con una enorme cantidad de reconocimientos y satisfacciones dentro y fuera del país, "Tuzo" Portuguéz se retiró del boxeo luego de 30 años de actividad ininterrumpida, ganando el derecho de ser considerado como el mejor boxeador que la tenido Costa Rica hasta el presente, y una de las más brillantes glorias del deporte nacional.
Emilio Castrillo Duarte
Boxeo
1970
Ha sido uno de los mejores boxeadores que ha dado el país, su carrera deportiva se extendió por 14 años, iniciándola en 1934, cuando gana el título de Campeón Nacional de Peso Ligero, debiendo abandonarlo por falta de contrincante. A partir de 1936 fue estelarista de las veladas boxísticas que se organizaban en el país. En el año 1938 gana el Campeonato Nacional de Peso Welter, el que conserva hasta 1949, sin hallar tampoco en ésta ocasión un oponente que se lo arrebatara. 

Emilio Castrillo, a quien por su nobleza con sus adversarios, los amantes del boxeo lo llamaban "El Campeón Caballero", se retiró del boxeo en el año 1949, dejándose de por vida el fajín de Campeón Nacional de Peso Welter, como reconocimiento del Comité Nacional de Boxeo a su brillante carrera.
Luis Portela Lumbreras
Boxeo
1972
Nació el día 8 de octubre de 1909. Inicia su carrera deportiva en varios deportes siendo aún muy niño. Sin embargo, por influencia de maestros como Juan Orfila y Belisario Fernández, se dedica al boxeo en forma permanente.
 
En 1928 ganó su primer campeonato a nivel nacional, repite proeza en 1933 y obtuvo el Campeonato Centroamericano
en 1935. Luis Portela combatió con las más grandes figuras del boxeo regional, continental y mundial.
 
Siempre recibió los más grandes reconocimientos por parte de la crítica y la prensa de los países donde peleó.
 
Al retirarse, se convirtió en entrenador y promotor de eventos
boxísticos.
Jorge Manzanares Benavides
Boxeo
1987
Deportista entregado a su carrera, practicó tanto boxeo como softbol. Durante su carrera como boxeador, hizo un total de 50 peleas como aficionado, ganándolas todas. Ya como profesional, combatió en 52 ocasiones en las categorías de Peso Gallo, Ligero, Pluma, Welter y Medio, ganando 46 y perdiendo 6. 

A lo largo de su carrera, logró importantes triunfos frente a peleadores con rango de campeón en Costa Rica, Nicaragua y Panamá. En el año 1955 viajó por toda Centroamérica, siendo declarado como el mejor boxeador del área en su categoría. En 1961 y 1962, recibió el nombramiento de "Boxeador del Año", por parte del Círculo de Periodistas y Locutores Deportivos de Costa Rica.

Jorge Manzanares se retiró como pógil en 1962, pasando a convertirse en entrenador de jóvenes valores por espacio de 20 años, recibiendo una serie de cursos técnicos en países como Cuba, Panamá, Nicaragua y México. Su labor lo llevó a dirigir la representación nacional en 12 países del continente, incluyendo la participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe efectuados en Guatemala y El Salvador; obteniendo gran cantidad de medallas de oro, plata y bronce.

Como entrenador, ha formado boxeadores ganadores de campeonatos regionales, algunos de los que han peleado en el Madison Square Garden de New York, e inclusive han disputado títulos mundiales.
Orlando Hernández Bonilla
Boxeo
2005
Orlando Hernández nació el 29 de febrero del 1952, en San José, y se convirtió en el hijo menor de una numerosa familia, compuesta por nueve hermanos, que constituyeron don Francisco Hernández peña y doña Zeneida Bonilla Salas.
El niño Hernández cursó sus estudios primarios en la Escuela Mauro Fernández y luego, un año de estudios secundarios en el Liceo Luis Dobles Segreda.  Lamentablemente debió abandonar las aulas para dedicarse a trabajar, en virtud de que la situación económica de su familia no era la mejor.
 
Como acto adicional hay que destacar el hecho de que tres de sus hermanos:  Antonio, Mario y Carlos también son boxeadores, por lo que esta disciplina ha sido una constante dentro de su familia.
 
En 1970, cuando Orlando tenía 18 años, recuerda que su hermano le pedía constantemente que lo acompañara a los entrenamientos de boxeo.  Sin embargo, en ese momento su interés estaba puesto en el fútbol, pues integró el equipo del a Ciudadela de Hatillo, como centro delantero.  Ahí alineó junto a grandes figuras del fútbol costarricense como:  Rolando Villalobos, Chico Hernández, Wilberth Barquero y Alfredo Piedra.
 
Según cuenta el propio Hernández, en una oportunidad asistió al Gimnasio Nacional, con motivo de una velada boxística, en donde la pelea estelar estaba a cargo de Isaac Marín y Antonio Amaya.  Pero su participación no era en calidad de público, sino que fue a vender refrescos para obtener algún ingreso para su familia.
 
Quedó impactado con el entusiasmo del público, al punto que no vendió ningún refresco.  Por el contrario, se sentó sobre la caja absorto, escuchando como la muchedumbre gritaba: “Marín, Marín, Marín,…” y decidió que ese era su camino.  Su primer entrenador fue Lelo García, quien le animó a continuar y le aseguró que su pegada era muy buena.  Fue así como pasó a manos de Antonio Luna, para enfrentar la primera pelea de su vida.
 
En ella Orlando Hernández se midió frente a Orlando Lahman, el 17 de diciembre de 1970.  Durante el primer round, el debutante le metió un derechazo a su adversario, que lo mandó a la lona y pasaron varios minutos antes de que Lahman recuperara el conocimiento.
 
Al año siguiente, y con apenas seis peleas en la categoría de aficionados, fue llamado para representar a Costa Rica en los Juegos Panamericanos de Cali, Colombia, en 1971.
 
En la primera pelea derrotó al colombiano Manuel Rivas, favorito para llevarse la medalla de oro, y en el siguiente combaste perdió, por decisión, con el gran campeón cubano Rafael Carbonell.
 
No obstante, su hazaña le dio al país el primer triunfo en su historia, en eventos mundiales, categoría amateur.
 
También, en 1971, fue a Puerto Rico, a los Juegos Centroamericanos y del Caribe y en 1972 participó ene. Campeonato Centroamericano, que tuvo lugar en San José.  En este último, perdió la medalla de oro frente al venezolano Ismael Arcia, por una ajustada decisión de los jueces.
 
En su carrera como boxeador amateur, Orlando Hernández se disputó un total de 19 peleas, de las cuales ganó 16 (11 por K. O. y 5 por decisión), y solo perdió 3.
 
Peleón en Costa Rica 15 veces, 2 en Cali, Colombia, 2 en San Juan, Puerto Rico y 1 en Nueva Cork (de exhibición) y tuvo 8 rivales costarricenses, 2 nicaraguenses, 2 colombianos, 2 panameños, 1 mexicano y 1 cubano.  En 1973 pasa a la categoría profesional y debuta frente a Manuel Amaya, en Nicaragua, a quien vence por decisión de 4 rounds, en el peso mosca.
 
Con una pelea pactada a 12 rounds, Orlando disputa en 1974 el Campeonato Centroamericano de peso mosca (112 libras), el cual se adjudica al vencer por K. O. a Ray Mendoza, el jueves 31 de octubre de ese año.  Esta hazaña se repite en 1976, cuando disputa el Campeonato Centroamericano y del caribe, Mini mosca, para convertirse en el primer campeón de la división recién creada.
 
Le corresponde defender su título de Campeón Centroamericano y del Caribe al año siguiente (1977), contra el colombiano Ricardo Estupiñán, el cual cae por K. O. en el sétimo round, permitiéndole a Hernández conservarlo.  Lo mismo ocurre en 1979, frente al nicaragüense Rudy Crawford.
 
Disputó el Campeonato Mundial Mini mosca frente al Campeón Mundial Luis “Lumunba” Estaba, el domingo 18 de setiembre de 1977.  En esta oportunidad pudo más la experiencia del venezolano, pues Hernández fue vencido por K. O. en el 15 asalto.
 
Orlando Hernández se retiró de las competencias en 1983.
 
En la actualidad está casado con la señora Cira Molina Bastos y ha procreado 5 hijos:  Jessica, Jaime, Nancira, Orlando y Sebastián.
 
Ingresa a la Galería Costarricense del Deporte el martes 28 de marzo del 2006.
Alvaro Rojas Delgado
Boxeo
2010
El 17 de abril de 1945, nació en San José, en Barrio Cuba, el niño Alvaro Rojas, cuarto de una familia de 11 hermanos, conformada por don Miguel Rojas Monge y doña Genoveva Delgado Fernández. Realizó los estudios primarios en la Escuela Mauro Fernández e inició la secundaria en el Liceo del Sur.
Pero la situación econámica de su familia, le obligó a dejar las aulas para dedicarse a trabajar. Su primer oficio fue de repartidor en una fábrica de colchones, el cual combinaba con la venta de papas y refrescos en el antiguo Estadio Nacional, hasta que dejó los colchones e ingresó a una ebanistería en el puesto de aprendiz.
Sus intenciones fueron no limitarse a las labores propias de su puesto, sino que se propuso aprender el oficio, de modo que ello le sirviera para el resto de su vida. Por lo general, el carácter de Alvaro Rojas fue el de una persona tranquila, alejado de los problemas y un poco tí­mido. Ninguno de sus conocidos pensó que ese joven taciturno llegara a convertirse en el (mico costarricense en disputar, en dos ocasiones, un tí­tulo mundial de boxeo.
 
Fue en Barrio Cuba donde se inició como boxeador. Cuenta el relato que en una oportunidad, en compañí­a de varios amigos, alguien llevó unos guates de boxeo para divertirse. Alvaro se los puso y derrotó a los cuatro contendores que se enfrentaron a él. Durante tres noches, la velada boxística se repitió en el ring imaginario que aquellos adolescentes armaban en media calle. La última, contó con la presencia de los boxeadores Roberto y Julio Acevedo, que impresionados con las habilidades del muchacho, lo llevaron al Gimnasio Nacional. En el Gimnasio fue recibido por Jorge Manzanares Benavides, quien de inmediato adoptó al joven Rojas como su pupilo. Corrí­a el año de 1962. Su primer rival, en la categorí­a de aficionados fue Carlos Salas, un muchacho ya con experiencia y buenos resultados. Al tercer asalto, Alvaro Rojas tumbó a Salas para quedarse con la victoria.
 
En su paso por el boxeo aficionado, contabiliza un total de 26 peleas, de las cuales ganó 24, empató una y perdió una. Dentro del grupo de sus rivales figuran boxeadores nacionales, nicaragüenses, colombianos y panameños, entre otros. Justamente, el combate que perdió lo hizo en Panamá, representando a Costa Rica. Rojas contó con el favor del público, que abucheo a los jueces cuando se dio a conocer el fallo, pero este no se podí­a apelar.
 
En 1965 pasa al boxeo profesional y debuta el 13 de diciembre de ese ario, frente a Reynaldo Matamoros, el cual vence por nocaut técnico en el octavo asalto.
 
Su carrera se resume en 75 combates, disputados en Costa Rica, Panamá, Nicaragua, El Salvador, México, Venezuela, Estados Unidos y Japón. De ellos obtuvo la victoria en 66 peleas y perdió solo 9.
 
Obtuvo el tí­tulo de Campeón Centroamericano de Boxeo en 1974, cuando se enfrentó al nicaragüense Pedro "Pepe el Toro" Mendoza, a quien venció por nocaut. Su buen nivel, hizo que disputara el tí­tulo mundial de boxeo, en la categorÃía de peso ligero, en dos oportunidades. La primera de ellas se llevó a cabo el 4 de diciembre de 1975, en Tokio, Japón donde tuvo la oportunidad de pelear frente al amo del peso ligero de ese entonces, Guts Ishimatsu Susuki.
Por un descuido suyo, Rojas perdió la pelea por nocaut en el asalto 14, sin embargo, esta pelea está catalogada como una de las mejores de su vida, pues puso en aprietos al japonés, en el sétimo round y hasta llevaba una leve ventaja en la tarjeta de los jueces.
La segunda ocasión tuvo lugar el 15 de octubre de 1976, en la ciudad de Miami, donde le disputó la supremacía a Roberto "Mano de Piedra" Durán. En su proceso de preparación, Alvaro Rojas contó con la guí­a de Luis Portela. Lamentablemente no pudo pasar del primer asalto pues Mano de Piedra Durán en un fuerte golpe, le cortó la barbilla, lo cual le impidió reaccionar al costarricense. Es necesario destacar que este boxeador llegó a ocupar el puesto número seis, en la categoría de peso ligero, del Consejo y la Asociación Mundial de Boxeo, siendo este el puesto más alto que un costarricense ha ocupado en dicho escalafón.
 
El 5 de agosto de 1978, Rojas anunció su retiro del ring, cuando contaba con tan solo 33 años de edad. Pero esto no le hizo abandonar la disciplina del boxeo, pues continuá ligado a ella como juez.
 
En la actualidad, Alvaro Rojas es empresario ebanista y se encuentra casado con la señora Marí­a Isabel Cruz Umaña, con quien ha procreado 5 hijos: Katherine, Alvaro, Lisa, Joel y Steven Rojas Cruz.
 
Ingresa a la Galerí­a Costarricense del Deporte el jueves 16 de diciembre de 2010.
En el año 1969 se crea la Galería Costarricense del Deporte, cómo una forma de perpetuar en la memoria colectiva nacional, el vivo recuerdo de aquellos deportistas consagrados de todos los tiempos, máximos exponentes de la mayoria de disciplinas deportivas que se practican en el paí­s.