Salón de la Fama

Miembros

Nombre
Deporte
Hernán Echandi Lahmann
Dirigencia deportiva
1971
Abogado de profesión, realizó una importante labor como dirigente deportivo y fue un excelente practicante del deporte de tiro con rifle desde 1931 hasta 1960; siendo también un entusiasta cazador. 

Su participación en el deporte nacional la inició como directivo del Deportivo Saprissa, desempeñando con gran honestidad los cargos de Miembro del Consejo Nacional de Deportes, Presidente del Comité Olímpico Nacional, Presidente de la Federación Nacional de Tiro, entre 1953 y 1971, y Vicepresidente del Deportivo Saprissa.

Como delegado de selecciones nacionales, asistió en calidad de jefe de delegación en tres diferentes ocasiones a Juegos Centroamericanos y del Caribe y torneos Panamericanos.
Fray Nazario Reyero Villar
Dirigencia deportiva
1992
Sacerdote católico nacido en León-España en 1909. En 1934 llega a Costa Rica como Profesor en el Colegio Los Angeles, desarrollando una gran labor en beneficio del deporte y del baloncesto juvenil en particular. 

Una vez integrado a nuestro medio, fue eje principal para la construcción de la primera cancha de baloncesto que tuvo el colegio, siendo a la vez fundador del primer equipo del plantel; asumiendo desde entonces la dirección técnica del mismo. Su trabajo tesonero y lleno de satisfacciones le valen el que en 1949 los integrantes del equipo de la primera división le agregaran las siglas N.R al nombre, pasando a denominarse "Los Angeles N.R".

En 1956, Fray Nazario es trasladado a Nicaragua, dejando un profundo vacío en el deporte nacional. No obstante, regresa cuatro años después como Director del colegio para reiniciar con más energía y decisión sus actividades depotivas, que se traducen en la inauguración de la piscina y posteriormente el Club Deportivo que tiene actualmente el Colegio Los Angeles.

Una vez retirado de sus funciones directivas, continuó siendo asesor e inspirador del deporte juvenil costarricense.
Salvador González Villavicencio
Dirigencia deportiva
1982
Nació en San José el día 29 de abril de 1899. Luego de practicar varios deportes como fútbol, beisbol y ciclismo desde el año 1924, asume en 1929 y por espacio de 13 años, puestos directivos en la Liga Nacional de Fótbol, posteriormente llamada Federación Costarricense de Fótbol, y en la Unión Nacional de Ciclismo, llegando a fungir como presidente, secretario y tesorero. 

Como dirigente intervino en forma efectiva en la organización de entidades como la creación del Colegio de Arbitros, Asociación Costarricense de Arbitros de beisbol, la Galería Costarricense del Deporte y la Dirección de Deportes; así como eventos del calibre del Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fótbol, Liga Regional de Beisbol Menor, Campeonato Nacional de Veteranos de Beisbol etc. 

Su aporte al deporte va mucho más allá de actuar como deportista y como dirigente, ya que escribe varios libros acerca de la historia del deporte y de algunas disciplinas en Costa Rica y también a nivel mundial.

Como árbitro, tuvo el honor de ser el primer costarricense en actuar como árbitro olímpico. Hecho ocurrido durante los Segundos Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Cuba. Complementariamente a su labor arbitral, ejerce como fiscal del Comité Olímpico Nacional por varios años en forma consecutiva. 

Salvador González tuvo gran cantidad de reconocimientos a su carrera de muchos años, entre éstos destaca el homenaje y medalla de oro otorgada en 1929 por la Federación Costarricense de Beisbol Aficionado, por su labor arbitral prolongada en forma impecable y con solvencia moral. En 1974, la Dirección de Educación Física y Deportes lo declara "Benemérito del Deporte Costarricense", por su gran labor desarrollada durante toda una vida.
Héctor Bonilla Martínez
Dirigencia deportiva
Fútbol
1989
Nació en Heredia el día 21 de noviembre de 1918. Educador de profesión, dedicó 30 años de su vida a la docencia, iniciando su labor en 1945. Gran parte de sus esfuerzos los dirigió a la promoción del deporte nacional, lo cual lo llevó a ocupar importantes puestos dirigentes e inclusive a nivel técnico.

En 1966 fue nombrado Presidente del Consejo Nacional de Deportes, manteniéndose como miembro de éste organismo hasta 1972. Fue además uno de los más activos impulsores del Centro Nacional de Educación Física. A nivel técnico, fungió como entrenador de las ligas menores del Club Sport Herediano entre 1953 y 1957, así como masajista de la Selección Nacional de Fótbol por varios años.

Por su altruismo, nobleza y dedicación en bien del deporte nacional, recibe una serie de reconocimientos y menciones honoríficas que incluyen entre otras: Homenaje del Club Sport Herediano en 1960, "Dedicado", en los Juegos Deportivos Estudiantiles de 1983, y de los Juegos Deportivos Nacionales-Heredia 1989, nominación como candidato ante la UNESCO para recibir el premio que ofrece dicho organismo mundial por servicios sobresalientes prestados a la educación física y al deporte, designación como "Pionero de la Educación Física de Costa Rica", otorgada por el Consejo Nacional de Deportes, y un reconocimiento póstumo del Colegio de Licenciados y Profesores en Letras, Filosofía, Ciencias y Artes de Costa Rica, por su valiosa contribución a al educación física.

Héctor Bonilla falleció en julio de 1989.
José Antonio Echeverría Camacho
Dirigencia deportiva
1983
Nació en San José el día 19 de agosto de 1911. Desde niño sintió gran atracción por la práctica deportiva, complementando sus estudios primarios en la Escuela Juan Rafael Mora, y los secundarios en el Liceo de Costa Rica, con disciplinas tales como baloncesto, atletismo, ciclismo y natación. Su carrera deportiva la inició en 1928 como jugador de fútbol, incursionando en el atletismo un año más tarde. Entre 1930 y 1935 fue fundador y jugador de los equipos Asturias, Nerja y Marsella. 
 
Graduado como Bachiller en Humanidades en el Liceo de Costa Rica en 1929, fue nombrado maestro de primaria, obteniendo pocos años después, en 1932, el título de Maestro Normal. Trabajó en enseñanza primaria tanto en escuelas urbanas como de áreas rurales por más de treinta años; impulsando el baloncesto y ciclismo. Su labor fue superada en 1963 cuando obtuvo el título de Profesor de Segunda Enseñanza, especialidad en Ciencias Biológicas en la Universidad de Costa Rica. Como profesor de segunda enseñanza ocupó puestos docentes en el Liceo de Costa Rica y Colegio San Luis Gonzága entre otros; continuando con la promoción constante del deporte colegial. En 1951 colaboró con la realización de la primera olimpiada intercolegial, la cual reunió a 100 atletas de pista y campo.
 
Entre las principales actividades en que participó se encuentran el haber sido fundador y Presidente de la Asociación Costarricense de Atletismo, correspondiéndole redactar los estatutos de la misma. Fue fundador del Colegio de Jueces y Oficiales de Atletismo, promotor del acondicionamiento de la pista atlética del Estadio Nacional y que ésta llevara el nombre de Eduardo Garnier Ugalde, delegado del seleccionado nacional de atletismo que asistió a los II Juegos Iberoamericanos de España 1962, cronometrista oficial durante las primeras cinco ediciones de la Vuelta Ciclística a Costa Rica, siendo nombrado como Juez Nacional de Ciclismo por la Confederación Panamericana de éste deporte. A lo largo de su vida como educador y dirigente deportivo, ha recibido una gran cantidad de reconocimientos por su tesonera y brillante labor.
 
A los setenta y cinco años de edad, en 1986, se graduó como Licenciado en Biología en la Universidad de Costa Rica.
 
Roberto “Pagano” Montero Castro
Dirigencia deportiva
1991
Nació en San José, el día 6 de febrero de 1919. Desde temprana edad, en la Escuela Buenaventura Corrales, como en el Liceo de Costa Rica practica varios deportes como baloncesto, atletismo, natación y fútbol. 

Entre 1934 y 1939 se inicia en fútbol jugando para la tercera y segunda división del Club Sport La Libertad, alcanzando la titularidad en primera división por esfuerzo propio. En 1936 comienza a jugar con la primera división de baloncesto de su club, considerado el mejor de toda la historia del deporte costarricense; manteniéndose como titular por doce años, ganando ocho veces el Campeonato Nacional, tres de las cuales lo obtuvieron los libertos en forma consecutiva, dos veces fueron subcampeones y una ocuparon el tercer lugar.

A nivel internacional, Roberto Montero, a quien apodaban "Pagano" desde niño debido a una canción que interpretaba en la escuela; viaja a México y a toda el área centroamericana como jugador de baloncesto.

En 1937 asume un nuevo reto en su vida deportiva, convertirse en entrenador, junto con la Profesora Cristina Lizano, del equipo femenino de baloncesto del Club Sport La Libertad. El equipo obtiene el Campeonato Nacional de aquel memorable año, constituyendo para el novel entrenador una triple satisfacción, ya que como futbolista gana con su equipo el campeonato de tercera división, el de primera división en baloncesto masculino, y el de baloncesto femenino.

Al desaparecer el equipo femeníl de La Libertad en 1942, se hace cargo de dirigir un nuevo quinteto: Red Sox; campeonizando en varias temporadas y participando con mucho éxito en el exterior.
Edwin Méndez Mata
Dirigencia deportiva
1992
Nació en San José el día 26 de noviembre de 1928. Desde muy jóven se inició en el deporte jugando fútbol con las ligas menores del Deportivo Saprissa. No obstante, su carrera deportiva comienza con el baloncesto en el año 1949, al regresar de los Estados Unidos graduado en Administración Póblica. Juega y entrena durante cinco integrando el equipo Orión BBC. Al mismo tiempo, ejercía como directivo y representante de su equipo ante la Federación Costarricense de Baloncesto, de la cual fue Presidente en 1955 y 1967.

Como entrenador, lleva a la Selección Nacional de Baloncesto a varios campeonatos centroamericanos y a los VI Juegos Centroamericanos y del Caribe, efectuados en Guatemala en 1950. En ese mismo años funda la Confederación Centroamericana de Baloncesto Aficionado, nombrándosele como su primer Vicepresidente y más tarde Secretario y Tesorero.

En el campo administrativo, entre muchas otras actividades de relevancia nacional, colabora con la creación de la Dirección General de Educación Física y Deportes, ejerciendo como asesor técnico de la misma, y en muchas ocasiones como Subdirector y Director a.i., ocupa el alto cargo de Presidente del Consejo Nacional de Deportes, Presidente del Comité Pro-Construcción del Gimnasio Nacional en 1960; siendo inaugurado finalmente en 1964, con motivo de la realización del Décimo Campeonato Centroamericano de Baloncesto. También Organiza en forma pionera los primeros torneos de tenis en el país, Presidente del Comité Organizador del Sexto Campeonato Atlético Centroamericano, y ejerce como directivo de la Federación Costarricense de Fútbol en 1964.
Clemencia Conejo Chacón
Dirigencia deportiva
2019
El 9 de mayo de 1937, nace en San José, la Profesora Clemencia Conejo Chacón, en el hogar que conformaron don Abraham Conejo y Doña Clemencia Chacón. Fue una niña alegre, inteligente y amante de los deportes, que creció en el San José de principios del Siglo XX, en momentos en que la ciudad experimentaba en importante desarrollo, tanto desde el punto de vista de infraestructura, como desde el punto de vista cultural.
Realizó sus estudios de educación primaria, en la Escuela Vitalia Madrigal y, posteriormente, se trasladó a la ciudad de Cartago, para hacer sus estudios secundarios en el colegio Sagrado Corazón de Jesús. En este centro educativo, no solo desarrolla su pasión por el deporte, sino que también se interesa por aprender sobre las artes escénicas, las artes plásticas, la música y la escultura. En aquel entonces, nunca pasó por la mente de esta adolescente estudiosa y disciplinada, que la vida le llevaría a construir una gran carrera como atleta y como dirigente deportiva, y que su obra le sería reconocida, tanto a nivel nacional como a nivel internacional.
 
Después de su pasantía en la República Federal de Alemania, en 1965, Clemencia Conejo, con la determinación que le ha caracterizado siempre, decide matricularse en la carrera de Educación Física. En esta área obtiene el título de Técnica en la Escuela Normal Superior, en 1968, y un año más tarde, el de Profesora de Educación Física. En 1977 se gradúa como Bachiller y luego como Licenciada en Educación Física, en la Universidad Nacional; institución de sus amores y sede de la mayor parte de su obra.
 
El baloncesto ha sido uno de sus deportes favoritos y en el cual acumula una gran cantidad de éxitos, tanto con el equipo de Orión como con el Versalles. Se inicia con el equipo de baloncesto femenino de la Gimnástica Española, en 1953, al lado del entrenador Rodrigo Montero y tuvo la oportunidad de compartir con el equipo emblemático del baloncesto femenino en Costa Rica: el Club Sport La Libertad y con las más grandes figuras de esta disciplina, tales como Margarita Segreda, Lydia Vargas y Avis McLean.
 
Ya para 1958, gana sus primeros campeonatos, con el equipo de Versalles BBC y con el CENEF pues se hace acreedora de ambos Campeonatos Nacionales de Baloncesto, en forma invicta. Gracias a sus grandes dotes como jugadora, se le brinda el honor de ser la primera costarricense que participa en el Campeonato Nacional de Baloncesto de los Estados Unidos, en la Liga Long Beach, con el equipo Ahern´s Shamrocks, entre 1959 y 1960.
Dada esta primera experiencia y al exitoso resultado, consolida su participación internacional, en 1965, ya que es invitada a jugar en un Campeonato de la República Federal de Alemania, haciéndose acreedora del Subcampeonato con el equipo ASV de Berlín. Este acontecimiento le confiere el honor de ser la primera mujer costarricense, que juega en Europa y en los Estados Unidos, en un torneo oficial.
 
Pero sus hazañas no se quedaron en su puesto de jugadora de baloncesto. Todo lo que aprendió en las canchas, aunado a su preparación académica, le sirvieron para pasar a ocupar el puesto de entrenadora de baoloncesto. Como entrenadora, su principal logro radica en la obtención de 4 Campeonatos Nacionales, en forma consecutiva, con el equipo de la Universidad Nacional en 1972, 1973, 1974 y 1975. A ello se añade el Campeonato Centroamericano de Maxibaloncesto, en 1989, recogiendo así las semillas plantadas en otras décadas.
Pero todo lo anterior, no fue suficiente para que esta incansable luchadora se diera por satisfecha. Otras áreas del deporte serían testigos de la huella indeleble de la Profesora Clemencia Conejo. Gracias a sus experiencias internacionales, pero en mayor medida, por su pasantía en Alemania, internalizó la necesidad de profesionalizar el deporte en Costa Rica, creando las instancias académicas que ayudaran en la formación de los futuros profesionales en el campo. Fue así como luego de una intensa lucha de convencimiento con las autoridades de la Universidad Nacional, logró fundar y dirigir el Centro Nacional de Educación Física, desde 1969
hasta 1972.
Esta institución se transformaría luego en la Escuela de Gimnasia y Cultura Física, conocida actualmente como la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Nacional y fundada por doña Clemencia. De hecho fue Directora de la Escuela en 1977 y en 1986.
 
En su currículo ostenta el hecho de ser la primera mujer costarricense en ocupar una curul en el Consejo Nacional de Deportes, durante 1968 y en representación de los profesores de Educación Física. Fue nombrada por la Asamblea de los profesionales en Educación Física por amplia mayoría. Dicho nombramiento le fue conferido en virtud de que su trayectoria, tanto en el ámbito deportivo como en el ámbito académico.
 
Esa experiencia le vale para que retorne a este cuerpo colegiado, en el periodo comprendido entre 1978 a 1980, durante la Administración de Don Rodrigo Carazo Odio, en calidad de Presidenta del Consejo y primera mujer en llegar a ese cargo. De 1980 a 1982 se desempeña como Directora General de Deportes y suma, de esta forma, otro récord a su carrera: el convertirse en la primera mujer en dirigir la Dirección General de Educación Física y Deportes, ente adscrito al Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, durante la conducción de la Dra. Marina Volio.
Finalmente, durante la Administración de Rafael Angel Calderón Fournier, la que fuera Ministra de Cultura, Juventud y Deportes, Aida Fishman, llama de nuevo a Clemencia Conejo para que retorne al Consejo Nacional de Deportes, en calidad de Vicepresidenta, con el objeto de reorientar el trabajo que se venía dando en el campo deportivo, durante dicha administración y colaborara con el Dr. Rodrigo Pacheco, quien se desempeñaba como Viceministro.
 
En esta oportunidad, Doña Clemencia sobresale por sus proyectos e ideas tales como la creación del Consejo del Istmo Centroamericano del Deporte y la Recreación y el Plan Regulador de Instalaciones Deportivas, este último coordinado con el apoyo del Gobierno de Argentina. Impulsa del desarrollo de la gimnasia olímpica y la gimnasia rítmica, pues gracias a su intervención, viene a Costa Rica el cubano Carlos Carbonell, quien desarrollo un trabajo importante en este campo.
 
Se ha desempeñado como Vicerrectora de Vida Estudiantil de la Universidad Nacional (1978-1980) y en dos oportunidades, como miembro del Consejo Universitario de esa casa de estudios superiores. Doña Clemencia es recordada en dicho centro de estudios superiores, por la excelente relación y comunicación que mantuvo con el sector estudiantil. La primera de ellas estuvo como representante del sector académico, entre 1989 y 1991 y, la segunda, por elección de Asamblea Universitaria, como miembro de la comunidad nacional, desde 1995 hasta 1998.
 
Dentro de la larga lista de honores que posee, se puede citar que es pionera en el campo de la Medicina del Deporte y en la Documentación e Información Deportiva, pues impulsó su desarrollo desde todos los puestos que ha ocupado, tanto en el Gobierno de la República como en la Universidad Nacional. Esto le ha valido recibir gran cantidad de homenajes y distinciones en reconocimiento a su labor y espíritu de colaboración.
 
Se le ha condecorado con la orden Enrique Romero Brest, otorgada por el CIACED, uno de los méritos, desde el ámbito latinoamericano de mayor prestigio en el campo de la educación física y el deporte. Por otro lado, la Biblioteca de la Escuela Ciencias del Deporte, lleva su nombre, como reconocimiento a su tesonera labor en la fundación, desarrollo y consolidación de este centro de estudios.
 
Formó parte de la Federación Costarricense de Fútbol, en calidad de Vicepresidenta, durante el primer periodo de Hermes Navarro, en el año 2006, lo cual la llevó a impulsar el Proyecto Gol y a defender la sede de Costa Rica, en todas las instancias internacionales de la FIFA. También ha sido nombrada como Directora de la Comisión de Fútbol Femenino a nivel de CONCACAF y UNCAF, ante la Federación Internacional de Futbol Aficionado, siendo la primera mujer costarricense en llegar a ocupar tan alto puesto en dicho organismo internacional. Aparte de la Profesora Conejo, solo don Ramón Cole (q.d.D.g) y don Isacc Sasso (q. d. D. g.), han logrado figurar dentro de la alta dirigencia deportiva de la FIFA.
 
Dentro de sus últimos aportes al deporte nacional, se puede señalar su destacado papel como Asesora de la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa que crea el texto substitutivo a la Ley de creación del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación, conocida como Ley 7800. En la actualidad Clemencia Conejo se encuentra pensionada y vive en la ciudad de Santa Ana. No obstante, siempre se mantiene activa, pues escribe una columna en el periódico La Prensa Libre, con el nombre de “El Ojo de Clemencia” y recibe gran cantidad de consultas y solicitudes de consejo, por parte de muchos sectores de la prensa, de la dirigencia deportiva y de la política.
Dr. Rodrigo Pacheco López
Dirigencia deportiva
2014
Nació en San José, el 12 de agosto de 1932. Deportista, kinesiólogo, profesor y dirigente deportivo. Se considera como uno de los padres de la era moderna del deporte en Costa Rica.
 
Como atleta practicó distintas disciplinas como el fútbol, béisbol, baloncesto, tenis, voleibol, atletismo y natación. En 1950 fue nominado como el mejor deportista del Liceo de Costa Rica.
 
Obtuvo el título de doctor en Kinesiología y profesor de Educación Física en la Universidad de Chile en 1956. Fue profesor de la cátedra de fútbol de la Universidad de Chile.
 
En 1953 fue seleccionado de la Universidad de Chile en voleibol.
 
En 1958 fue seleccionado de C.R. en baloncesto.
 
En 1959 realiza la gira alrededor el mundo con el Deportivo Saprissa en calidad de jugador y kinesiólogo. Se desempeñó como kinesiólogo de la Selección Nacional de fútbol de Costa Rica. Como doctor tuvo la oportunidad de darle tratamiento médico
al “Rey Pelé” cuando visitó nuestro país en 1961.
 
Representó a Costa Rica en varios congresos mundiales de medicina del deporte y de la Federación Internacional de Educación Física, viajando a varios países como China, Canadá, Brasil, España, Japón, entre otros.
 
También fue Preparador Físico de la Selección Nacional de Baloncesto, Ciclismo y Atletismo.
 
Su trayectoria como profesor catedrático en la UCR dejó huella, ya que el Departamento de Educación Física y Deporte se creó en 1968, y desde esa fecha hasta 1982 el Dr. Pacheco fungió como Director. Posteriormente, en 1986, de nuevo fue llamado a ocupar el puesto hasta 1990. Gracias a su tesón y esmero, logró trasformar el Departamento de Educación Física de la UCR
en Escuela de Educación Física y Deportes.
Dada la carrera y logros obtenidos durante su gestión, la UCR le otorga el máximo honor al que puede aspirar un educador, se le designó como Profesor Emérito de la Escuela de Educación Física y Deportes.
 
Entre otros cargos desempeñados:
* Director del Departamento de Educación Física y de la Dirección General de Deportes (1957 a 1961).
* Director General de Deportes en 1966.
* Ocupó en dos ocasiones la Presidencia del Consejo Nacional de Educación Física y Deportes donde colaboró con ahínco en la  creación del Parque Metropolitano la Sabana y en la construcción del Velódromo Nacional.
* Miembro de Comisión Técnica de la Selección Nacional de Fútbol en 1989.
 
El último cargo público que desempeño fue el puesto de Viceministro de Cultura Juventud y Deportes (1990 a 1994), donde organizó con gran éxito el XIV Congreso Panamericano de Educación Física, así como también recibe méritos en la construcción del Centro Nacional de Cultura.
 
La Universidad Complutense de Madrid le confiere la Banda de Honor, por los aportes brindados a la Educación Física y al Deporte.
 
En 2009 fue el dedicado a la XVIII Edición de los juegos universitarios (JUNCOS), por ser un extraordinario atleta y destacado promotor del deporte nacional. Estuvo casado con Vera Virginia Acuña con la que procreó 4 hijos: Gilda, Rodrigo, Vanessa y
Mónica.
136. Jaime Peña Sobalvarro
Dirigencia deportiva
2019
Jaime Peña nace en el cantón de Aguirre, en el Pacífico Central del país, el 9 de julio de 1944, en el hogar que constituyeron don Narciso Antonio Peña y doña Zoila Sobalvarro. Inició su educación primaria en la Escuela Americana de la Compañía Bananera, no obstante, cuando tenía la edad de 11 años, se trasladó a San José, lo cual hizo que concluyera sus estudios primarios en el Colegio Don Bosco.
Por tradición familiar, pues ya antes su hermano Ernesto obtuvo el bachillerato en ese centro educativo, ingresó al Colegio Seminario, donde obtuvo el título de Bachiller en Ciencias y Letras.
 
Fue precisamente en el Colegio Seminario, donde Jaime Peña encontraría la puerta de ingreso a la disciplina del baloncesto; el cual llegaría a convertirse en uno de los principales motores de su vida personal y profesional.
 
Durante su periodo de estudios (1960-1964), se vinculó con las Ligas Menores del Seminario en las categorías colegiales A y B y en las categorías federadas de cuarta y quinta división. También jugó con la Segunda División del Deportivo de Barrio Vasconia en 1962, y con la Primera División del Equipo Angeles N.R. en 1963 y del Tennis Club, en 1966.
Sin embargo, no satisfecho con su experiencia como jugador de baloncesto, decidió adentrarse en las artes de la dirección técnica, siendo todavía muy joven. En los 2 últimos años de su estadía en el Colegio Seminario, hizo el doble papel de jugador y de director técnico.
 
Su paso por las Ligas Menores del Seminario, en calidad de entrenador, le dejó como resultado, la obtención de más de 150 campeonatos en diferentes Festivales Deportivos y más de 1000 partidos ganados, de los cuales son testigos, los múltiples trofeos que se guardan en los anaqueles del Colegio Seminario.
 
Sumado a lo anterior, durante ese mismo periodo, Jaime Peña obtuvo más de 50 campeonatos en las categorías cuarta y quinta de la Federación Costarricense de Baloncesto. Estos resultados fueron el motor, para que el joven Peña decidiera volcar sus energías y conocimiento al campo de la Dirección Técnica, dejando en segunda instancia su desempeño en calidad de jugador.
 
Con la Segunda División y con el equipo de sus amores: El Seminario, gana 10 campeonatos nacionales en el periodo comprendido entre 1965 y 1978. Mientras lograba esos campeonatos, también aprendía de la mano de otro grande del baloncesto nacional, el señor Edgar “Palito Silva”, quien en ese momento era el entrenador del Seminario E. L., y Jaime Peña fue su asistente, desde 1966 hasta 1970. Cabe destacar que “Palito Silva es miembro de la Galería Costarricense del Deporte, desde 1985.
 
Los Juegos Deportivos Nacionales fueron otro escenario donde se luciría este gran entrenador. De su mano, la Selección de Baloncesto Masculino, del Cantón Central de San José, obtiene medalla de plata en los Juegos Nacionales de Heredia, 1988, medalla de oro en San Ramón, 1989, medalla de plata en Turrialba, 1996 y medalla de oro en Desamparados 1997.
 
En el año de 1973, la Primera División del baloncesto nacional, vería llegar, por primera vez a este ya experimentado entrenador. Lo hizo con el equipo del Seminario L.R., con el cual se mantendría en forma ininterrumpida hasta 1995. La única excepción se dio en el año 1985, en virtud de que fue nombrado Director General de Educación Física y Deportes.
Los logros que obtuvo Jaime Peña con el Equipo del Seminario, en esos 22 años, son impresionantes. Las estadísticas contabilizan: 10 campeonatos nacionales, 2 tetracampeonatos, 4 subcampeonatos nacionales, 6 campeonatos de copa, 1 campeonato y 1 subcampeonato centroamericano por equipos y 3 campeonatos relámpagos y 3 subcampeonatos.
 
Luego de su salida del Seminario regreso a las canchas con la primera división del Liceo de Costa Rica, durante 1997 y 1988. En este último año conquistó el subcampeonato nacional. Posteriormente dirige al equipo de Cartago durante 1999 y el año 2000; año en que se retira de la dirección técnica.
 
Durante su carrera, fue nombrado en 8 ocasiones como el Entrenador del Año en la Primera División, por parte de la Federación Costarricense de Baloncesto (1976-1977-1978- 1980-1982-1983-1988-1989) y contabilizó más de 650 victorias.
 
Como dato curioso, hay que señalar que Jaime Peña llegó a trabajar con la Selección Nacional de Baloncesto, mucho antes de dirigir en la Primera División.
En 1970, cuando apenas dirigía en las Ligas Menores y colegiales, fue llamado por el entrenador de la Selección Mayor, René Alvarez, en calidad de asistente. Don René también forma parte de la Galería Costarricense del Deporte, desde 1992.
 
De su paso por la Selección Mayor es necesario destacar la Medalla de Plata obtenida en los II Juegos Centroamericanos, El Salvador, 1977, la medalla de oro, en forma invicta, en los Juegos Centroamericanos de Honduras, 1990 y la medalla de bronce en el Campeonato Centroamericano, celebrado en
San José, Costa Rica, en 1999.
 
Mención aparte, merece el cuarto lugar que la Selección Mayor obtuvo en la República de China en Taiwan, en el Torneo William Jones, de la mano de Jaime Peña, en 1999.
 
Otro de los campos en los que incursionó, fue en la dirigencia deportiva. Con el Seminario, estuvo en todas las áreas de acción. Fue jugador, fue director técnico y fue dirigente de esta agrupación. Estuvo en calidad de representante ante las Asambleas de la Primera División, desde 1968. Fue Gerente cuando el
 
Seminario se transformó en Asociación Deportiva, en 1973 y fue miembro de la Junta Directiva, en 1978. Entre 1982 y 1984, se desempeñó en calidad de Vicepresidente del Consejo Nacional de Deportes y fue Director General de Deportes en 1985. Cuenta con el honor de ser Miembro Asociado Internacional de la Asociación Nacional de Entrenadores de Baloncesto de los Estados Unidos (N.A.B.C.), desde 1975. Es el único costarricense integrante de dicha organización, lo cual le da derecho a asistir a la Convención Anual de los Entrenadores de la N.A.B.C.
 
Fue Presidente de la Asociación de Entrenadores Centroamericanos de Baloncesto en 1989 y Director del Comité Cantonal de Deportes y Recreación de San José, de 1994 a 1997.
 
En la actualidad, Jaime Peña es profesor pensionado del Magisterio Nacional y se dedica a la producción de vario  programas radiales.
Está casado con la señora Lourdes Bonilla Espinoza con quien ha procreado dos hijos: Manfred y Konrad.
En el año 1969 se crea la Galería Costarricense del Deporte, cómo una forma de perpetuar en la memoria colectiva nacional, el vivo recuerdo de aquellos deportistas consagrados de todos los tiempos, máximos exponentes de la mayoria de disciplinas deportivas que se practican en el paí­s.